Agua

Novedades agua tratada

Horarios de Reparto barrial
Domicilio: Güemes s/n – Eduardo Castex – La Pampa
Revisar cuadro debajo

Planta de agua
Domicilio: Güemes s/n
Eduardo Castex – La Pampa
Teléfono: 445013

Horarios de atención
Lunes a viernes: 7 a 12 h y 16 a 19 h
Sábados: 7 a 12:30 h
Teléfono de Reclamos: 2334 411964

Agua Tratada
Domicilio: Güemes s/n
Eduardo Castex – La Pampa
Teléfono: 445013

Horarios de Atención
Lunes a Viernes: 7 a 12 h y 16 a 19 h
Sábados: 7 a 12:30 h

Acerca del servicio de Agua tratada
La Cospec comenzó con la prestación del servicio de agua tratada en 1992 contando en ese momento con el asesoramiento del ingeniero Ricardo Morchio, un profesional especializado en el tema, que fue perfeccionando y actualizando la máquina de tratamiento del agua que había sido instalada por la Administración Provincial del Agua (APA). Con el paso del tiempo se fueron actualizando las técnicas, los materiales de tratamiento y las instalaciones, acompañando las mejoras en los procedimientos utilizados para la esterilización, en la sala de distribución y el despacho de agua.
Actualmente la cooperativa tiene a su cargo la extracción, transporte, tratamiento y distribución del agua.
La entidad cuenta con bocas de expendio en las instalaciones de la planta de tratamiento y además realiza la distribución barrial utilizando un camión con cisterna.

Calidad del agua
El agua subterránea es la única fuente de abastecimiento y reserva hídrica que permite la provisión del servicio en la localidad de Eduardo Castex. Este recurso tiene un problema de excesos de arsénico y flúor, situación que se replica en otras localidades del norte pampeano, el sur de Córdoba y San Luis.
En Eduardo Castex el arsénico presente es de dos a tres veces mayor al valor máximo permitido por el código alimentario argentino (0,05 mg/l). En el caso del flúor los valores oscilan entre cuatro a cinco veces el valor máximo permitido (1,2 mg/l). En ambos casos los contenidos son muy superiores a los aconsejados para no poner en riesgo la salud de la población. Para resolver esta problemática y brindar agua de calidad y apta para el consumo humano se debe aplicar un sistema de desalinización a través de un proceso de Ósmosis Inversa.

Tratamiento y purificación
El estricto tratamiento de purificación permite convertir el agua subterránea con abundancia de arsénico y flúor en agua apta para el consumo humano. El objetivo de la Cospec es proveer agua en óptimas condiciones para el consumo de la población, el desarrollo de actividades industriales, sociales, culturales y laborales.
El sistema se inicia con el proceso de extracción del recurso subterráneo a través de una perforación ubicada en el predio de la planta de agua con una bomba que la envía a un tanque de acopio de unos 4.000 litros.
El sistema de bombeo la impulsa por un riguroso proceso de filtrado (filtros lentos de mantos de arena, de 5 micrones y de 1 micrón).
Posteriormente, pasa por un sistema de esterilización a través de rayos ultravioletas donde se eliminan todo tipo de bacterias y se le aplica una pre dosificación de ácido sulfúrico para ajustar el PH.
A continuación el líquido  ingresa a la máquina de Ósmosis Inversa que realiza el proceso de desalinización. En esta actúa una bomba que genera una presión superior a la osmótica sobre la solución salina (agua subterránea) y obliga al solvente (agua tratada) a pasar por una membrana semipermeable. Las membranas se disponen dentro de módulos capaces de resistir la presión ordenados en serie y/o paralelo.
Por este método se puede separar un 99% de las sales disueltas en el agua y se producen dos soluciones una denominada permeada y la otra concentrada.
La solución permeada (agua potable o desmineralizada con bajos contenidos de sales)  recibe una post dosificación de Soda Solvay (Carbonato Liviano de Sodio) para la corrección del PH, llevándolo a un punto neutro y así permite obtener finalmente agua tratada. Esta solución pasa por un segundo esterilizador de Rayos Ultravioletas y posteriormente es depositada en un tanque de acopio de 50.000 litros.

El producto continúa su paso por un último método de esterilización que es un Ozonizador, cuya función es la desinfección bacterial, oxidación de materias orgánicas e inorgánicas y eliminación de residuos, olores, colores y sabores.
De este tanque se toma el agua purificada tanto para abastecer el camión de reparto como las canillas de expendio en la planta.
El agua concentrada es la que sale con un mayor contenido de sales y pasa a la red, se le aporta cloro para esterilizarla y posteriormente se descarta en las cloacas. El agua de red no es apta para el consumo humano pero puede utilizarse para la limpieza y la higiene personal.

Análisis fisicoquímicos y bacteriológicos actualizados
Mensualmente se toman muestras del agua tratada y se envían a un asesor técnico (bioquímico) para que realice los análisis fisicoquímicos y bacteriológicos a fin de constatar la calidad del agua y que cumpla con los parámetros que determina el Código Alimentario Argentino (C.A.A) para que sea considerada apta para el consumo humano.
Por otra parte, se realiza la desinfección total mensual de las instalaciones de la planta de agua y se higieniza semanalmente la cisterna que utiliza el camión de reparto.

Al inicio de esta sección podrá encontrar los resultados de los análisis de cada mes.

Costos de mantenimiento del servicio
La prestación del servicio demanda costos de funcionamiento permanentes tanto de mantenimiento de las instalaciones, ajustes y mejoras de las maquinas, reparaciones y seguros del vehículo de reparto y abono de sueldos y cargas impositivas del personal afectado al sector.
El servicio requiere de la ocupación mensual de cuatro personas destinadas a la atención del público, recepción de vales, higiene del lugar, chofer que trabaja en el reparto barrial y un asesor técnico que realiza los análisis mensuales para determinar la calidad del agua.

Sistema solidario y cooperativo
La prestación del servicio de agua tratada es un sistema solidario que permite a los vecinos contar con agua de calidad a un precio muy accesible y muy inferior a los valores que son comercializados por otras empresas dedicadas al rubro.
El sistema de adhesión es voluntario, los asociados deben manifestar la necesidad de contar con el mismo y comienzan a pagar un cargo mínimo que se incorpora a la factura de energía. A partir de ese momento el asociado recibe vales que están adjuntos a la factura para poder retirar 200 litros mensuales y deben entregarse al momento de retirar el agua.
Los asociados que viven en la zona rural también pueden utilizar el sistema y realizar el trámite de adhesión en el sector de administración donde se le facturará mensualmente los litros de agua consumidos a un precio diferencial.

Novedades